miércoles, 17 de septiembre de 2014

Capítulo 20


CAPÍTULO 20

LA SUEGRA

 

Resulta curioso, nunca el ser humano llegará a averiguar hasta donde puede aprender. Y es una lástima, estoy convencida de que todo iría mucho mejor, si aprendiéramos a superarnos, a luchar y a no rendirnos, pocos corruptos nos gobernarían, simplemente porque sabríamos más que ellos, y nunca se deja a un tonto al frente del pelotón, sino detrás, en la última fila….bueno, que me pierdo, y hoy no tengo las neuronas muy activas. Pero como cada Jueves, aquí estamos. Aunque va quedando poco para el final de la primera temporada Chiqui  Sweet, que vaticino, coincidirá con la llegada a los 10000 lectores….. Siempre siempre, gracias.

Carlota recibía obedientemente instrucciones de enfermeras referente a la comida que debía tomar, de hecho, hasta ahora era su único cometido como niña autónoma.  Lo demás, lo hacíamos nosotros, Alfredo y yo.

Supe que mi marido era ducho en la materia, parecía que había medido el azúcar toda la vida a la peque. A ver,  un momento, Alfredo, toda la vida, ojo, su madre,   ¡¡¡mi suegra!!!

Isabel , la madre de Alfredo, tiene diabetes, lo sé por la de sustos que nos hemos llevado, si no, casi que no me hubiera dado cuenta,  ya que  siempre lo he vivido en un segundo o tercer plano. Entre la distancia, su carácter  y que no hemos tenido residencia junto a ella, me había despistado.  Es más, vino a mi mente todo de golpe, como en las pelis…..pfffffff plaf, imágenes sucesivas una tras otra. Escenas como cuando llamamos al 112 porque está semiinconsciente, o cuando la bronqueamos porque se corrió una juerga importante y olvidó poner su insulina. O los problemillas de circulación, los despistes de alimentación, la delgadez…. Pero…. Ella es única, diferente, y por eso la queremos tanto.

Ella es única, lo reitero, no conozco a un personaje igual. Inocente como bambi, pero lanza flechas a lo Robin Hood. Ingenua como la bella y marchosa como la sirenita… alobá* como el compañero del capitán Garfio  (ays, ¿desde cuando solo puedo hacer comparaciones con personajes de cuentos? Manual de ser madre, apuntaré esto. ) y sin embargo odia el mundo Disney y todas las parafernalias que a los demás nos suelen gustar, más o menos. Va contracorriente, y eso es guay, aunque en ocasiones desespera.

En la final del mundial de España ella estuvo leyendo un libro de literatura clásica, o cuando todos alguna vez en nuestras vidas visitamos el Corte Inglés buscando algo que no encontramos en otro sitio, ella bota de alegría cuando no encuentra en esos almacenes lo que busca. No le gusta ir allí, le enloquece. Siempre nos dice: “No todo se encuentra en los almacenes esos odiosos ( Tampoco creo que haya cambiado de idea después de la repentina muerte del creador, pero tomándose una cervecilla mientras lo medita, quizás……. ) O como  los Reyes Magos, simplemente se olvida. Puedes escucharla hablar de poetas españoles y de filósofos griegos o aquellos que no lo son, y no sabe quien es Mila Ximénez, Shakira o Malú…………. Su palabra estrella: ESTUPENDO

.Visita una casa en ruinas: Ohhh… estupendo!

.Come unos pimientos rellenos de hace cuatro días: Ohhh…estupendo!

.Conoce a una capulla que a todos nos cae mal: Ohhh….estupendo!

.Acude a un país sin agua potable: Ohhhh….estupendo!

Por eso todos la quieren, por eso tanto te quiero.

Eso sí, querida suegra, si antes la diabetes era cosa tuya, porque tú así lo elegiste, ahora por fortuna o por desgracia no lo es. Y  sabemos todo lo que haces bien, y todo lo que se puede mejorar. De ti depende, eres adulta. Y queremos que lo sigas siendo muchos años más.-

Alfredo, papá, ¿Quién devuelve las cabras a quién? 

 
*Alobá: Más despistada que una concha fina (por cierto también malagueña) en una pastelería.